MANIFIESTO POR LA VISIBILIDAD DE LOS CIUDANANOS

Yo veo cosas que vosotros no creeríais. Ancianos encaramados a magnolios y tejos hokkaido más allá de la Puerta de Alcalá, patines deslizarse sobre el frio aluminio en la cuesta de Moyano. Veo cámaras de seguridad brillar en la oscuridad apuntando a los bolardos de Lavapiés y skaters galopando el hierro oxidado del Reina Sofía. He visto a Muelle refugiado en la ciudad imperial. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas de coñac en un carajillo.
Es hora de vivir.


domingo, 6 de febrero de 2011

Ahora que estás en los cielos llévate ese punteo

Los recuerdos puede que se emborronen, puede incluso que se desparramen por tugurios, que se amontonen sin sentido… pero los punteos del rockandblues no los borra ni una lobotomía. Acabo de enterarme de que el guitarrista Gary Moore ha muerto en Estepona y me ha recorrido un escalofrío por todo el sistema serotonérgico. Vale, es domingo y estoy de bajón. Hoy, reconvertido en un chico cool que adora a James Blacke, disfruta con Mechanismo y flipa con Kevin Yost, he tenido un flasback: no sé si como parte de un shock postraumático o por placer. No soy capaz de enfocar. A lo mejor estaba tumbado borracho en la única discoteca que había a finales de los 80 en Porto do Son (A Coruña). Puede que fuese en un garito llamado La Goleta -el más canalla y cutre de todo el barrio de Salamanca (Madrid)-, o puede que sencíllamente estuviese tirado en mi habitación de hermano mayor (sin ventanas y con camisetas de Barricada y La Polla Records en el armario). Lo único seguro es aquel punteo de Still got the Blues me ha taladrado. Leo que el guitarrista norirlandés ha muerto y tengo al feo del Gary repitiendo sin parar ese estribillo guitarrero saltando de neurona en neurona mientras su melenilla y la mía -la de entonces- se agitan como brazos egipcios. Lo pinchaban como despedida mientras encendían las luces del disco-pub. Creo que también sonaba cuando salía de los billares, y no descarto que fuese la banda sonora de algún que otro desplante sexual. Gary, vete con dios, pero llévate ese punteo. Definitivamente estoy de bajón. Ahora mismo miro donde es el siguiente concurso de air guitar y se van a cagar. Voy a pillar los 5:55 de The Loner y que salga el sol por... Estepona