MANIFIESTO POR LA VISIBILIDAD DE LOS CIUDANANOS

Yo veo cosas que vosotros no creeríais. Ancianos encaramados a magnolios y tejos hokkaido más allá de la Puerta de Alcalá, patines deslizarse sobre el frio aluminio en la cuesta de Moyano. Veo cámaras de seguridad brillar en la oscuridad apuntando a los bolardos de Lavapiés y skaters galopando el hierro oxidado del Reina Sofía. He visto a Muelle refugiado en la ciudad imperial. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas de coñac en un carajillo.
Es hora de vivir.


jueves, 15 de abril de 2010

Corre, Pepe corre

"Corre, Pepe corre, la GNR va a por ti" (Víctor Coyote dixit). Y Pepe se metió en el Rock Campus que se organiza en la Universidad de Cádiz y allí se topó con Chuck Prophet. Dos guitarras, bajo, batería y un teclado. Rasga, rasga las cuerda Chuck, ¡que yo quiero un skatepark!. Ni caso. Gibson versus Sancheski. Pepe frente a Chuck. Chuck con su fular, Pepe con su beisbolera. Duelo en la medianoche. Estalla la tormenta. (To be continued).
[Cádiz 04/2010]

miércoles, 14 de abril de 2010

Y el Perico con su amoto


Un carril bici que ocupa toda la acera. Un grupo de turistas griegos banderita en ristre. Seis miembros de la coordinadora de parados de Cádiz que parecen sacados de la narcosala. Un puesto de cañaillas rodeado de columnas griegas. Un bar llamado California con el doble del 'Risitas' dando la lata. Una panadera polaca que va a comprar un chuletón. Un pisha con mucha prisa. Como decía Poe, un sueño en un sueño. O como titulaba el diario de Cádiz: "La ciudad se prepara para el desembarco de 14.000 turistas en tres días".
[Cádiz 04/2010]

martes, 13 de abril de 2010

Ortiguilla la malquerida


Cuenta Emilio, mi amigo del sur, que desde hace una década se ha convertido en un manjar. Cuenta que vive entre las rocas y que sus finos tentáculos son trampa mortal para pececillos y mariscos diminutos. La llaman ortiguilla, uno de esos frutos del mar malqueridos y ahora reclamados por la tropa. En realidad, son unas anémonas urticantes, que al igual que las medusas se protegen como saben y pueden. De los acantilados gibraltareños y gaditanos a la tempura fina después de marinarlas para que el picor desaparezca. Ortiguilla, qué buena estás.
[Sancti Petri. Cádiz 04/2010]