MANIFIESTO POR LA VISIBILIDAD DE LOS CIUDANANOS

Yo veo cosas que vosotros no creeríais. Ancianos encaramados a magnolios y tejos hokkaido más allá de la Puerta de Alcalá, patines deslizarse sobre el frio aluminio en la cuesta de Moyano. Veo cámaras de seguridad brillar en la oscuridad apuntando a los bolardos de Lavapiés y skaters galopando el hierro oxidado del Reina Sofía. He visto a Muelle refugiado en la ciudad imperial. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas de coñac en un carajillo.
Es hora de vivir.


sábado, 10 de abril de 2010

Amigos con vistas al mar


Adolescentes de bolsa de plástico con el kit del kalimotxo. Miles de personas preparadas para el binge drink. Ya son las nueve y el sol se cuela cabrón y con mala saña por San Vicente Ferrer. Aquella sala Maravillas tornó en Nasti. Focos de colores, coloretes que aguanten la medianoche y Budweiser casi helada. En el escenario Nacho Umbert (guitarra y voz) y Anna Carné (violonchelo, xilófono y acordeón). Fuera, rumor malasañero, calentón de motores. Dentro, un montón de amigos que no se conocen pero con vistas al mar. Un placer.
[Madrid 04/2010]

martes, 6 de abril de 2010

Security House


AVE Madrid-Sevilla. Aviso en una pantalla de que la gente silencie sus móviles. Da lo mismo. Dos tipos hablan alto de algo que llaman Security House. No entiendo, no compro, no vendo. "Es fácil, hay tipos que te cobran un tanto por ciento por dinero, joyas, cuadros... que no quieres declarar. Son particulares, tú les pagas 10.000 euros y ellos te custodian 100.000 euros opacos. Cuando quieras lo retiras pero durante ese tiempo ellos generan beneficios y encima luego te pagan un dinero. Ahí meten la pasta deportistas, toreros y artistas que cobran en negro cuando se van de gira por el planeta. Si necesitas uno me lo dices". Security House? Living la vida loca.
[AVE Madrid-Sevilla 03/2010]